Dic
23

ADOLESCENTES CON TRASTORNOS DE LA ALIMENTACION

Comer demasiado como resultado del estrés, los malos hábitos de nutrición y las comidas de moda son problemas alimenticios entre los jóvenes. Además, hay dos desórdenes psiquiátricos de la alimentación que están en aumento entre muchachas adolescentes y mujeres jóvenes. Estos son la anorexia nerviosa y la bulimia. También se dan en muchachos, pero son menos frecuentes. Los psiquiatras infanto-juveniles están entrenados para evaluar, diagnosticar y dar tratamiento a estos trastornos psíquicos caracterizados por la obsesión con la comida..

Los padres preguntan a menudo cómo se pueden reconocer los síntomas de la anorexia nerviosa y de la bulimia. El hecho es que muchos adolescentes pueden ocultar a sus familias por meses, o aún por años estos trastornos, de posibles consecuencias serias o fatales. Los padres deben estar alerta a varios síntomas e indicios de riesgo de la anorexia nerviosa y de la bulimia:

La adolescente con anorexia nerviosa es típicamente una perfeccionista que saca buenas notas en la escuela. Al mismo tiempo se subestima; cree irracionalmente que está gorda, aún cuando pierde peso y se pone muy delgada. La adolescente con anorexia nerviosa necesita desesperadamente sentirse en control de su propia vida, y cree estar en control solamente cuando le dice no a la demanda por comida que necesita su cuerpo. En su deseo de adelgazar, la niña se mata en verdad por su régimen de hambre. Esto llega al punto de hacerle un daño muy serio al cuerpo, y, en ocasiones, puede llevarla a la muerte.

Los síntomas de la bulimia son diferentes a los de la anorexia nerviosa. La paciente ingiere grandes cantidades de comida de altas calorías, y luego se purga estas calorías hacéndose vomitar, a menudo usando laxantes. Estas prácticas pueden alternarse con dietas extremas que resultan en fluctuaciones de peso dramáticas. Las adolescentes tratan de ocultar los vómitos haciendo crrer el agua mientras están encerradas en el baño. Las purgas de la bulimia representan un peligro muy serio a la salud del paciente, incluyendo la deshidratación, el desequilibrio hormonal, el agotamiento de minerales importantes, y el daño a los órganos vitales.

Con tratamiento adecuado, las adolescentes pueden eliminar estos síntomas, o se les puede ayudar a controlar estos trastornos. Los padres que notan estos síntomas de anorexia o de bulimia en sus adolescentes deben buscar ayuda profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *