Jul
8

CALIDAD DE VIDA

No solamente la comunicación frecuente es importante para mantener vivo el espíritu familiar en el caso de las familias separadas por la emigración. No olvidemos que la separación tenía un objetivo, y que ese objetivo debe tenerse presente y estar en nuestro horizonte siempre. Solo así la separación continuará teniendo sentido y el objetivo se verá cumplido. Digo esto por dos razones.
Una es porque nuestra cultura latina es un poquito tendente a la desorganización y la indisciplina, y lo que son objetivos prioritarios en principio, muchas veces van quedando parqueados por el camino por muy diversas razones, y quedan relegados a segundos planos, o llegan a desaparecer, de tal modo que la razón que nos impulsó a emigrar queda en el olvido, y, por tanto, nuestros esfuerzos no se van a dedicar a ella, o en menor medida de lo deseable, y se van a dedicar a otros asuntos más cercanos que de vez en cuando salen a nuestro camino; más aún tomando en cuenta que el objetivo principal, la familia, se encuentra lejos.
La segunda es que para que el objetivo de un futuro mejor para los hijos se cumpla, deben emplearse adecuadamente los recursos económicos que la familia recibe de los que emigraron, cosa que demasiado frecuentemente no sucede. Es justificable que tantas familias que viven en la pobreza empleen el dinero de las remesas en elevar la calidad de vida, pero no es justificable que lo empleen en dejar de trabajar y sobrevivir en similar nivel de pobreza, que es lo que muchas veces sucede.
Y lo más triste de todo es que hasta se hace alarde de ello, como si el objetivo de la emigración sea ese, que parte de la familia viva sin esforzarse ni preocuparse lo más mínimo a costa de que la otra parte tenga que separarse de su gente y de su tierra para dejarse la piel en otra cultura. Eso es lo que muchos entienden por “calidad de vida”. Eso y, por supuesto, emplear el dinero que sobra en comprar cosas innecesarias, ostentosas y “de marca”, porque claro, hay que presumir de “calidad de vida”; o bien en sexo, alcohol o droga.
Ese no es el objetivo de la emigración, porque no se gana nada con ello, y sí se pierde mucho, empezando por la unión familiar y terminando por esa vocación de gente trabajadora que siempre nos caracterizó y que ahora es ya solo un recuerdo. Pero es mucho más lo que se pierde. Se pierde por completo el modelo de vida a seguir por niños, adolescentes y jóvenes, porque para ellos el modelo ya no es el de los padres trabajadores que tienen lejos, sino el de la vida sin esfuerzo que viven, el de la falta de objetivos yel nulo estímulo que tienen por superarse, ya que “no es necesario, pues el dinero cae del cielo”; el del exceso de ocio que tienen y que les invita a actividades a veces oscuras. Se pierde asimismo el verdadero afecto con los padres emigrantes, quienes terminan siendo simplemente “esos que mandan el dinero”.
Ese es un escenario demasiado frecuente ahora en nuestro país. Los emigrantes deben tener claro el mejor uso posible que se le puede dar a su dinero: inversión y educación. Son los dos pilares sobre los que crecen y se superan las familias, y con ello el país. Se puede invertir en pequeños negocios familiares, en inmuebles o bienes que produzcan renta y plusvalía, etc.; y, por supuesto, en educación. Deben asimismo tener un mayor control sobre las remesas que mandan a sus familiares, y exigir resultados.

11 thoughts on “CALIDAD DE VIDA

  1. Creo q todo lo q escribió no tiene mucho de psicología, mas bien crítica a la política. Pudo haber abordado este tema a través de la psicología de la manera correcta.
    Estoy de acuerdo con lo que dice, que la Biblia no es un libro de receta de cocina…pero usted como muchos mas ignorantes religiosos, reaccionan de manera negativa ante la lectura de la Biblia siendo el mejor libro de todos y el mas sabio…
    Es cierto, no fue la forma de introducir la Biblia a las escuelas, pero Dios actua de maneras inexplicables para el humano, muchas veces los psicólogos se creen los mejores sabedores, cuando, por el estudio se alejan de Dios, por no tener la capacidad de comprender bien las cosas humanas y Divinas….Claro, no todos, hay quienes mantuvieron la fe en Dios…

    Recuerde, es mi opinión, cada quien tiene la suya y cada quien hace de su futuro lo q quiere, pero ya es hora que el futuro del país lo hagamos todos unidos y creo q a través de la lectura de la Biblia (con una buena orientación) podemos cambiar nuestro futuro…Ya se trataron mil y un métodos y NADA….Es hora de volver la mirada al gran YO SOY!!!!!!!

    Le repito nuevamente, es mi opinión.

    Bendiciones y éxitos en su vida y para su familia!!!

  2. Gracias por su opinión, David. Creo que se refiere usted al blog sobre la lectura de la biblia en las escuelas. Efectivamente, el blog es básicamente crítico con las políticas llevadas a cabo, ahora y antes, sobre un asunto de enorme trascendencia estrechamente relacionado con la salud mental social, llamémoslo así. Por otra parte, no me considero una ignorante religiosa. En lo personal sí creo en Dios y también en la biblia, pero es solamente mi fe, probablemente como la suya y la de muchos. Pero hay muchas personas con una fe diferente, o sin fe, y no son ignorantes religiosos por ello. Mi opinión profesional al respecto ya ha quedado reflejada en el blog, pero el problema es que no se puede imponer algo que es cuestión de fe. No, David, no se han tratado mil y un métodos; ni siquiera uno solo en forma, y creame que tengo experiencia en eso. Y claro que la religión puede funcionar como estrategia, y de hecho ha funcionado a veces con grupos reducidos, aunque me temo que no es simplemente leyendo la biblia. En definitiva, de lo que se trata es de rescatar los valores universales. La religión es solo uno de los caminos, pero la religión entendida de otra manera, no la simple lectura de unos minutos de la biblia, y mucho menos en la escuela. Incluso la iglesia católica está siendo crítica con la propuesta. Puedo adivinar incluso que la mayoría de didutados que la apoyan tampoco creen que vaya a ser eficaz, pero había que dar alguna respuesta urgente al clamor popular, y con eso ya cumplieron.

  3. Considero que la actitud de la persona demuestra que el tema de la lectura bíblica no es suficiente. Miremos como , de modo despreciativo y pedante, llama ignorantes a los que no se acomodan a su idea. Eso es una falta de tolerancia,además el estudio no hace a nadie alejarse de Dios, sí hace que nos alejemos de Dios el pecado y que yo sepa estudiar no es pecado, sino que los creyentes no estudien la biblia. Como vemos, pues, se cae en una contradicción. Más cuerdo es decir que el estudio lleno de soberbia sí que hace al ser humano alejarse de Dios, pero en esto hasta el ignorante, si un ignorante está lleno de soberbia, se aleja de Dios.

    Además, no sé que edad tiene don David, pero yo conozco gente que sólo lee la Biblia y no veo que cambien, con el respeto que se merecen lo digo. Soy lector de la Biblia y sé que con solo leer no basta.

    Creo que su postura, Doctora, es muy razonable.

  4. De acuerdo, E. Baregó. La biblia puede ser un gran libro, pero no es simplemente su lectura lo que hace a las personas, sino en todo caso su análisis, reflexión, y correcta interpretación y aplicación a nuestra vida cotidiana. Para leer la biblia basta con saber leer, pero en la actitud cotidiana de cada uno se aprecia quien saca provecho de la lectura y quien únicamente la utiliza para proclamarse “muy religioso”. Hay por otra parte infinidad de excelentes personas que nunca necesitaron una biblia para serlo. Insisto, lo importante es la práctica de los valores, y se aprenden viviéndolos directamente, y el marco ideal para ello es la familia, primero porque el vínculo familiar crea la motivación necesaria para enseñar y guiar a los niños, porque son como una prolongación de nosotros mismos; y segundo, porque la familia es un núcleo pequeño y la educación puede ser muy personalizada. Pero claro, es importante formar buenas familias; por eso insisto tanto en la familia.

  5. Doctora Margarita,

    Don David sufre de arrogancia religiosa, en este caso. Al llamar ignorantes a sus conciudadanos, solo muestra su intolerancia, y como no tiene buenos argumentos para persuadir, recorre a la violencia verbal. Que lastima.

    Por otra parte, estoy de acuerdo con ud. La biblia no es una panacea. Los problemas sociales que abruman a nuestro pais no se van a solucionar leyendo la biblia. Para muestras un boton: El abuso infantil sigue generando noticias, y muchos de los abusadores vienen del grupo que ensenan a los demas como seguir las ensenanzas de la biblia. En lugar de tratar de imponer la lectura de la biblia en las escuelas, el gobierno deberia de desarrollar programas que preparen a nuestro jovenes; hay que construir mas escuelas, centros vocacionales, etc. Tambien, preparar a nuestros jovenes sobre las consequencias de embarazos juveniles, etc., etc. Como dice la cancion, “no, no, no basta rezar.

  6. Completamente de acuerdo, Rubén. Sólo un par de observaciones. ¿Más escuelas? Quizá el problema no es tanto de cantidad como de calidad. ¿La infraestructura es adecuada? ¿Los maestros están bien preparados, motivados y remunerados?. Pero sobre todo, se olvida de algo fundamental: La familia, fortalecer la familia en todo sentido. Los valores se enseñan y se viven en la convivencia, y los niños y adolescentes conviven con la familia (o deberían). El buscar que sean las instituciones públicas las que se encarguen de la educación de los valores significa reconocer la incapacidad de las familias, como instituciones básicas, para hacerlo. Pero si la familia no cumple su papel, es muy difícil que la escuela pueda suplir esa deficiencia.

  7. Dr. Margarita:
    Primeramente gracias por la luz a ciertos temas desconocidos de nosotros los lectores y por su contestacion a nuestros comentarios, aun que algunas veces nos olvidamos que su critica tiende ha ser constructiva y no destrucitva. Creo que para los que somos religiosos, como yo, aunque ignorante en como resolver temas sociales, nos cuesta entender y asceptar la opinion de personas como UD. Y es que nuestra ignorancia hacia los problemas sociales, nos hacen ser reactivos y no proactivos. Creo que la lectura Biblica en las escuelas es algo positivo, pero tambien creo firmemente que no es la solucion en las escuelas de nuestro sufriente pais. No es a traves de recetas bilbicas que se dan los cambios, sino a traves del accionar de los valores biblicos, los cuales deben comenzar en el hogar. La misma Bilbia nos ensena que los valores, se aprenden en casa.

  8. Estamos 99% de acuerdo, René. La única posible discordancia es lo referente a la lectura de la biblia en las escuelas. Usted dice que sería positiva. Yo no es que diga que sería negativa. Lo que digo es que no puede ser impuesta por el estado en la educación pública. Puede hacerse electivamente en colegios privados, y los padres que lo deseen inscribir a sus hijos e esos colegios. Nunca podemos decir “como es mi fe, es la verdad absoluta para todos”. La fe es algo personal, y trasciende a lo comunitario únicamente cuando personas con la misma fe se congregan u organizan voluntariamente.

  9. Dra.,

    Muchas gracias por su articulo. Estoy de acuerdo con todo lo escrito, creo que nuestro pais avanzara mucho mas cuando se invierta en cosas necesarias y no se gaste el dinero que muy duramente ganamos los emigrantes en este pais.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *