ene
14

DISCIPLINA Y AUTORIDAD

No es la primera vez que me refiero a los criterios educativos, ni será la última, porque son fundamentales en la formación de los hijos, y de ellos depende en gran medida el éxito en dicha tarea; y porque es demasiado común que no se interpreten ni se apliquen adecuadamente. Quiero insistir en que los padres no deben entender disciplina como castigo, y amor como consentimiento carente de firmeza en la disciplina, como entendiendo que amor y disciplina son casi incompatibles, porque es al contrario.

La educación es algo que se hace solo por amor. Se puede tratar de educar, pero si no se ama, no hay compromiso y se tira la toalla al primer contratiempo. Uno no educa a cualquiera; educa a quien ama, y al educar se ama más; y la disciplina es básica para que la educación sea efectiva, aun cuando ello signifique, sólo ocasionalmente, tener que llegar al castigo. Esa es la relación fundamental entre amor y educación. Pero no basta con amar para saber educar, además, se necesita de algún conocimiento, de criterios, de principios, de método, de estrategias, como la disciplina, la autoridad, la firmeza, la flexibilidad, la tolerancia, etc. Muchos de ellos son intuitivos en alguna medida; en unas personas más que en otras. Hay muchos niños que terminan sufriendo (y los padres también) no por falta de amor y afecto, sino por falta de una disciplina o de una autoridad, que ha hecho poco eficaz la educación.

Disciplina es esa sensación de convencimiento, o esa confianza por parte de los hijos de que los criterios educativos que aplican los padres son adecuados para su propio bien, y por eso se respetan y se acatan. Lo que pasa muchas veces es que esa confianza está un poco escondida en el fondo, porque esos criterios piensan en el bien del hijo a mediano y largo plazo, e integrado en un contexto social, mientras que ellos, por su edad, tienen muy limitada su visión de futuro y su visión colectiva, y tienden a considerar sólo sus intereses particulares actuales o inmediatos, y ahí se produce el conflicto de intereses.

¿Cómo debe funcionar la disciplina ahí? Lo ideal es que los niños recuerden esa confianza en el modelo educativo de los padres, y actúen en consecuencia, pero si no lo hacen, entonces sí deben tener presente que son los padres los que tienen la responsabilidad (derecho y deber) de educar y de proponer sus criterios, y que están dispuestos a cumplir su responsabilidad, aun cuando para ello tuvieran que llegar a aplicar alguna sanción.

¿Y cómo llegan los hijos a tener esa confianza? Mediante la autoridad; claro, la autoridad adecuadamente interpretada. Muchos creen que autoridad es imposición, prohibiciones, palabras fuertes, amenazas, poder físico; en definitiva, autoritarismo. Es al contrario, autoridad es simplemente razón; la razón basada en el conocimiento, en la sabiduría, en la inteligencia, en la experiencia, etc. La autoridad no se impone; la autoridad emana de la persona y los demás la captan, la aceptan, y confían en ella.

Con ello, queda en evidencia que si en el hogar hay dos autoridades diferentes, que se contradicen y desautorizan, los hijos no pueden sentir confianza en la autoridad, no pueden ni reconocerla, no pueden tener una referencia, y, por tanto, no tendrán disciplina y actuarán solamente en función de sus intereses particulares actuales e inmediatos, con lo que, además de crear inestabilidad en el hogar, pueden peligrar sus intereses futuros y su integración al entorno social. Por ello, a la hora de elegir pareja, si se piensa en tener hijos, es muy importante compartir unos criterios educativos parecidos.

21 Comentarios para “ DISCIPLINA Y AUTORIDAD”

  • leandro morales 15/01/2012 a las 10:02 am

    la verda q yo opino q s de castigar con un par de sinchasos de vz en cuando media vz lo amerite porq el ser humano no entiende solo con palabras y eso va a ser asi aunq stemos en el siglo 50 asi s nuestra naturaleza ,,, nos gusta por la fuerza pero como ac 10 años comenzaron a meterle a loos padres de familia q no golpeen a los hijos por eso ay un monton de mareros

  • Dra. Margarita 15/01/2012 a las 2:08 pm

    Gracias por su opinión, Leandro. Le sugiero leer el blog del 28 de Enero de 2011, titulado “Los cinchazos”. Claro que el ser humano es capaz de entender con palabras. Si desde pequeño se le educa y acostumbra a entender con palabras y con razón, eso será lo que entienda, y odiará la violencia. Pero si se le educa y acostumbra a entender solo con violencia, lógicamente eso será lo que aprenda. Tengo la impresión de usted no ha probado mucho la primera opción. Mucha gente no prueba la primera opción, simplemente porque la desconoce, pero no es su culpa; sino que igualmente fueron educados ellos también. Sin embargo, sí hay culpabilidad en reafirmarse en un error, aún cuando un profesional trata de orientarlo a uno.

  • carolina 25/01/2012 a las 4:19 pm

    Hola Dr buenas tardes, hace muchos años la visité en su clínica y tuve el gusto de conocerla, que bueno encontrar una página donde se encuentran valiosos contenidos que le aseguro me ayudaran mucho para mi vida
    saludos y bendiciones

  • Elisa Monterrosa 26/01/2012 a las 12:24 pm

    Tengo problemas con la forma en como educo a mis hijos, soy autoritaria y no encuentro la manera correcta para que ellos obedezcan y para disciplinarlos. Tengo uno de 16, uno de 8 y uno de 3 años. Acostumbro imponer, prohibir, gritar y a veces pegar. No quiero hacerlo y es algo que me atormenta a diario. Mi esposo es igual con la diferencia que no les pega. Él sólo es papá del menor y trata de corregir a su manera. No sabemos como disciplinar correctamente. Agradeceré su comentario

  • Dra. Margarita 28/01/2012 a las 9:36 am

    Dicen que el primer paso, y muy importante, es reconocer el problema, y usted reconoce que lo tiene. Sin embargo, si no va seguido del siguiente paso, solo servirá, como en su caso, para vivir atormentada de ser consciente de estar metida en un hoyo del que no se puede salir. Sería fácil preguntarse “Si soy consciente de que lo que hago está mal, entonces por qué no lo dejo de hacer?” Supongo que usted se lo ha preguntado, como se lo habrán preguntado infinidad de personas en su misma situación, o como se lo habrán preguntado infinidad de personas adictas, por ejemplo, al alcohol o las drogas. ¿Y que tienen que ver el alcohol y las drogas con todo esto? Pues que que esto funciona de forma parecida a las adicciones. Usted quisiera usar otra vía, pero no la encuentra, y recurre a la única que conoce, aun sabiendo que es equivocada, y al mismo tiempo esa vía le sirve como válvula de escape y desahogo para descargar la frustración que siente. Es el mismo círculo vicioso que en las adicciones. De hecho, diría que es también una adicción desde el momento que lo hace más como desahogo de la frustración que como método educativo, que usted misma comprende que no funciona.

    Con los dos pequeños aún está a tiempo de corregir el rumbo. Con el adolescente será más complicado, requerirá tiempo, esfuerzo y paciencia, porque su mente ya está parcialmente estructurada en base al modelo educativo que ha vivido, y aunque le desagrade, tenderá a rechazar en principio cualquier cambio, aunque sea a mejor. Ello unido a las dificultades características de esa edad. Pero usted se preguntará “Entonces, ¿Cómo hago para hacerlo bien?” Bueno, no se puede dar una respuesta en pocas palabras. Usted tiene acceso a internet, y esta es una fuente donde puede encontrar mucha información. Puede revisar blogs anteriores míos; bastantes de ellos hablan de este tema. Y por otra parte, con su permiso, quisiera que este comentario sirva para hacer otro blog referente a él, porque en esta misma situación se encuentran infinidad de personas.

  • Dra. Margarita 28/01/2012 a las 9:37 am

    Muchas gracias, Carolina

  • magdalena rodriguez 03/02/2012 a las 9:15 am

    Me parecen excelentes sus orientaciones, son muy profesionales y estoy segura que a muchas personas nos ayudan a encontrar las soluciones adecuadas a cada caso en particular. Gracias doctora, siga adelante, estoy convencida que con el granito de arena que aporta, la sociedad salvadoreña será menos violenta, porque desafortunadamente esos han sido los patrones culturales que hemos heredado. Bendiciones.

  • me ha servido leer este artículo. Gracias. 04/02/2012 a las 7:14 am

    me ha servido mucho leer este blog. Grcias.

  • 2AM 07/02/2012 a las 4:49 pm

    Buenas tardes Dra. yo tengo un caso similar al de elisa, con un poco de diferencia creo ya que e encontrado una pareja q tiene una manera diferente de educar, entonces he puesto mucho en practica pero hay momentos q de verdad pierdo la pasciencia, ahora tengo mas contacto con mi hija y una mejor relacion, pero nos uniremos con esta persona y el nene de el tiene 8 años, y perdio a su mamá a los 3 años, yo debo asumir ese rol, pero tengo un poco de miedo ya que el tiene otra manera de ser educado y yo soy mas estricta y tengo otras costumbres, con mi pareja la final nos entendemos hablamos muchos enfrentamos nuestras discusiones de buena manera y ahi vamos el ama a mi hija y yo a su hijo a diferencia q yo tengo mi carácter y el nene es un poco caprichoso y consentido porq lo han tratado con demasiado amor a raiz de la perdida de su mamá, pero yo considero de q en lugar de ayudarlo lo han dañado mas ya que el quiere llamar mucho la atención, se q eso es falta de atención pero mi pareja se ha dedicado a el totalmente.
    gracias,

  • Dra. Margarita 09/02/2012 a las 6:24 pm

    Gracias por escribir, Kary. Da a entender que usted pierde fácilmente la paciencia cuando pone disciplina, y que su nueva pareja quizás se ha quedado corto de disciplina y límites o de firmeza en los mismos, en la educación de su hijo. En ambos casos existe error. La disciplina requiere de un poquito de paciencia, tranquilidad y firmeza, pero debe existir. Si el niño es un poco caprichoso y consentido a los ocho años, algo ha fallado, pero su falta de paciencia puede crear más problemas, así como que su nueva pareja sea muy consentidor con su hija. Fíjese en lo que dice el último párrafo del artículo. Esta entrando en un terreno bien dificil, ya que si su pareja no comparte sus criterios educativos, me temo que esto sera motivo de divergencias. Mi consejo es que conversen sobre este tema e incluso busquen una opinion profesional y ecuanime para empezar a plantearse una disciplina consensuada.

  • isabel 16/02/2012 a las 12:20 pm

    Dra. tengo un tema que comentarle, mi hija de 13 años le está poniendo poco interes al estudio y solo con las preciones que yo le hago logro que me haga un cuestionario de las materias y se siente a estudiar, se conforma con sacar 7 la nota minima y me preocupa porque ya va a 7 grado y puede dejar el año, yo deseo que ella sea una profesional , creo que aun estamos a tiempo de empezar bien el año pero que tecnica podria usar? , ella es buena niña y hasta la fecha nunca me ha dejado un grado aplazado, igual el medico le receto lentes y no quiere usarlos yo le hablo, soy de pocos gritos, le hago entender las consecuencias de no usar sus lentes pero no se si le da verguenza usarlos por las compañeras del colegio,
    gracias por este blog Dra que Dios la bendiga
    saludos

  • Dra. Margarita 16/02/2012 a las 3:35 pm

    Gracias, Isabel.
    En cuanto a los lentes, supongo que ella habra elegido unos a su gusto. Lo siguiente seria concientizarla y que vea gente famosa (para ella) que los usa y les quedan bien; y desde luego ofrecerle unos de contacto para usar fuera de casa cuando el medico lo permita. En cuanto al estudio, hay que tener en cuenta que la edad por la que esta atravesando es dificil; es la típica edad en la que muchos hasta ahora buenos estudiantes, decaen, y otros no tan buenos hasta ahora, empiezan a aumentar su rendimiento, talvez un par de años más tarde. Pero comprender que es una edad típica de bajo rendimiento no significa que los padres deban quedarse tranquilos; significa que hay que mantener y elevar el esfuerzo para mantener a su hija lo suficientemente motivada para no bajar de cierto nivel, porque si antes no se esforzaba mucho, esta edad no seria la mejor para empezar a exigirle que suba su nivel, y menos de una forma drástica, porque puede conseguir el efecto opuesto o deteriorarse la relación. Por lo tanto trate de monitorearle lo mas que pueda, ayudandole a organizarse, no deje de presionar sutilmente, sin ahogar. Demuestrele que le interesa mucho su porvenir, pero entiende la etapa por la que pasa. Empiece a platicar también con ella cómo se ve asi misma en su futuro, sin esperar respuestas maduras, pero se trata de que ella empiece a establecer una simple relación entre lo que hace hoy y lo que hará en el futuro. Es importante que ella saque sus propias conclusiones, no las que usted le dicte. Poco a poco ella ira madurando y se interesara mas, pero sin esperar milagros de hoy para mañana. Seria buena idea tambien que tuviese alguna tutora al menos un par de veces por semana.

  • isabel 21/02/2012 a las 3:49 pm

    Gracias Dra. por su respuesta de orientación le agradezco mucho sus sabios consejos, sé que me ayudaran mucho, tomaré encuenta lo que me dice de la tutora para mi hija para que refuerce las materias que le cuestan, ella es una niña madura y gracias a Dios que el tratamiento que me le dió cuando ella tenia unos 6 años me le ayudo muchisimo ,,,
    un fuerte abrazo y muchas bendiciones se le quiere

  • esthelam 13/03/2012 a las 8:26 pm

    hola tengo dos hijos uno de .13 y otro de .4 con el pequeño tengo una diferencia es que creo que tiene déficit de atención no me queda claro que es eso pero ya van varias personas que me lo dicen si Ud. me pudiera corroborar que es se lo agradeceré pero a pequeños rasgos el niño no sigue muy bien instrucciones se distrae con facilidad es muy curioso no mide el peligro es muy extrovertido cuando entra al kindergarten se ve muy seguro como si no me extrañara es muy independiente y hace travesuras se aísla y cuando lo veo esta haciendo algo de travesuras y es muy cariñoso cuando el quiere cuando no quiere mimos te puede hasta pegar entiende pero es terco y es inteligente solo que no prestatencion mas de .15 minutos en fin la lista es larga aun cuando me dijeran que si es especial su educación es mi hijo y no lo dejo de amar solo que quisiera darle lo mejor y estar preparada como mama y si requiere de radicación especial difame donde puedo acudir puesto que en las escuelas de gobierno nos e si están preparadas para este tipo de niños yo vivo en n.l. gracia.

  • Elisa Monterrosa 15/03/2012 a las 2:59 pm

    Gracias doctora, valoro sus comentarios y el tiempo que se toma en ayudarnos.

  • Dra. Margarita 15/03/2012 a las 5:20 pm

    Estimada Esthelam, yo trabajo a través de mi web http://www.dramendozaburgos.com. Parece que el niño sí es distraido e inquieto. Aparentemente, sí podría tratarse de déficit de atención, pero se necesita hacerle una evaluación y pedir informes al centro escolar, si ya esta escolarizado. Si se confirma el diagnóstico, crearle un plan de tratamiento adecuado.

  • mary 07/06/2012 a las 3:14 pm

    Hola Dra. Saludos mi hijo de 11 años se distrae facilmente en el salon lo he llevado a neurologos y le han hechos vario sestudios y no saca nada , la dra me dijo que lo que es es peresoso, y lo que he visto de el es que no le tiene interes a los estudios, la maestra me informo que no lo ve preparado para entrar al area de 1 er año del liceo, y la sicologa me ha informado que esta muy inmaduro. Lo he llevado a sicologos y sicopedagogo y lo que me explican es que el al explicarle las tareas entiende pero en la escuela es otra cosa ,le agradeceria prota respuesta gracias

  • Dra. Margarita Mendoza Burgos 15/06/2012 a las 7:03 am

    Si el niño entiende las tareas al explicarselas en una interacción de uno a uno, pero no rinde en el ambiente escolar, quiere decir que sí hay un problema, ya sea de atención y concentración o de aprendizaje, y, posiblemente, de falta de estímulo. Los niños no son haraganes por naturaleza y menos cuando el resultado de ello es negativo ante sus padres. Los estudios neurólogicos suelen salir negativos, o algunos pueden arrojar “leve inmadurez cerebral” como mucho, pero con cuestionarios que se pasan a los padres y maestros, y pruebas de lectoescritura y atencion, puede hacerse el diagnóstico. A partir de ahí se hace el tratamiento que puede o no usar farmacos, pero siempre debe incluir ayuda emocional al niño y la familia. Trate usted, no solo de preocuparse por el bajo rendimiento, sino también de involucrarse en el día a día de sus tareas, hablar de las cosas que aprende, etc. con el fin de que sienta más estímulo.

  • alba pacheco 05/07/2012 a las 9:23 am

    me encanto los concejos que ha dado entre la disciplina y la autoridad, tengo mi bb de 1 año y 2 meses, y ser madre es algo maravilloso pero a la vez no es facil, me gustaria recibir correos en cuanto a su enseñanza desde sus primeros años, para que sea un niño y un hombre de bien, con responsabilidades, y buena educacion.
    gracias ………….

  • elisania almonte 17/01/2013 a las 9:57 am

    me place saludarle doctora pero tengo una niña de 13 años ella comenso a enamorarse me gustaria que me aconseje que puedo hacer si permitirle o no sus amores estoy muy confundida ya que he visto muchos casos de jovenes que se van con sus novios o se quitan la vida gasias doctora

  • Dra. Margarita Mendoza Burgos 18/01/2013 a las 8:37 am

    Debe permitirle amistades y amores platónicos (tipo artistas) y hacerle ver que el amor es un sentimiento bien complejo, aunque explicándoselo de forma sencilla.

Deje su comentario

Sígame en Twitter! Sígame en Twitter!
Sígame en Twitter @DraMendozaB

Entradas recientes

Últimos comentarios

Anuncios

Archivo

 

Close
loading...