Feb
9

Familia es un sentimiento

En el anterior espacio habíamos dejado un debate abierto sobre cómo definir el concepto de familia, y habíamos señalado la dificultad de dicha tarea al existir tantas y tan complicadas versiones de lo que puede entenderse por familia. Parece obvio que tratar de abarcar todas las situaciones familiares posibles en una sola definición no nos va a conducir a nada concreto. Cada quién podrá dar su definición y probablemente será acertada en parte, pero a la vez incompleta, al mismo tiempo que subjetiva.

Sin embargo, sí hay un elemento clave que da vida a una familia y que le permite funcionar como tal, y es el sentimiento común de familia, y de integración y pertenencia de cada miembro a dicha familia. Todos hemos escuchado decir muchas veces que alguien “es como de la familia”, o a un grupo sin vínculos de sangre decir “somos como una familia”; incluso a los miembros de las maras decir “la mara es mi familia”. Están destacando la importancia de dicho sentimiento aun cuando no haya ningún vínculo legal o sanguíneo. Por otro lado, existen personas con vínculos sanguíneos directos, e incluso formando una familia legalmente constituída, en las que, por diversas razones, dicho sentimiento es muy débil o inexistente. En tal caso, difícilmente pueden funcionar como familia.

Por ello, no creo que sea interesante dedicar demasiado espacio a tratar de definir lo que es familia, si no es únicamente para reconocer la ambigüedad del concepto general, y por tanto, aceptar la realidad de las múltiples y a veces complicadas versiones de familia que existen. Lo interesante no es la definición, sino el funcionamiento de la familia en cualquiera de sus versiones, porque ese funcionamiento es el que va a determinar qué tan sanas están las “células de la sociedad”, y, por tanto, qué tan sana está la sociedad.

Algunos estarán pensando: “Bueno, si en las maras hay sentimiento de familia, ¿cómo pueden ser tan nocivas para la sociedad?”. Es que el sentimiento de familia es básico para una familia sana, porque ese sentimiento es el que impulsa el apoyo mutuo y la transmisión de valores para la integración en la sociedad. Pero ¿Qué pasa si esos valores transmitidos no son valores sanos, sino todo lo contrario? Pues pasa que el propio sentimiento de familia va a apoyar y fortalecer la integración de esos antivalores en la sociedad. O sea, no es problema de sentimiento, sino de valores. Y ¿Por qué tienen esos valores? Bueno, en el futuro habrá espacios en los que hablaremos de ello, porque es más que obvio que tiene que ver con el tema de la familia.

Ahora bien, mi blog de presentación lo titulaba “Al rescate de la familia”, y si hay tantas versiones de familia, ¿A cuál de todas ellas me refiero? Pues me refiero a cualquiera capaz de funcionar efectivamente como familia en la que exista sentimiento entre todos sus miembros, una transmisión de valores socialmente aceptables y una formación y proyección social adecuada, con objeto de ser un valor y no una carga para aportar a la sociedad en la que se está integrado. Esa es la familia que quisiera rescatar. El próximo miércoles, más.

11 thoughts on “Familia es un sentimiento

  1. La familia es base de toda sociedad, es el principio basico para formar una nacion, es unidad, comprencion, aceptacion, es el nucleo de formacion de cada ser para la integracion a la vida social, de tal manerara se puede decir que cada familia depende de la unidad de sus miembros y cada comunidad o nacion
    dependen de la integracion y correcta educacion de cada familia para el vienestar social.

  2. Familia Sana? Familia es Familia, lo de ‘sana’ es subjectivo. Mis valores pueden diferir de sus valores, eso hace mi familia ‘insana’. O quizas Dra ud. se quiere referir a ser de ‘buena’ familia, de otra manera no estaria criticando al otro extremo de la escala social (‘maras’) para referirse a la sanidad de una familia. Bonito es hablar cuando se tienen todas la oportunidades en la vida, todos los recursos disponibles, todas las puertas abiertas.
    No me extrañaria que en su concepto de familia excluyera a parejas del mismo sexo, que en muchos casos son mejores cabezas de familia que muchas familias ‘normales’.

  3. Carlos, gracias por su comentario; es precisamente ese tipo de comentarios lo que busco, ya que me hacen analizar lo escrito y veo respuesta analítica. En parte tiene razon en lo del uso del termino “sana”. Pensé que se entendía, pero tal vez debo matizar que lo de sana o insana no se refiere a la subjetividad de los valores de cada quien o de cada familia, siempre y cuando no afecten negativamente a sus miembros o a la sociedad. Al respecto, le cito lo que decia Benito Juarez, ideólogo de la revolucion Mexicana: “el respeto al derecho ajeno es la paz”. A parte de eso, está excelente si sus valores, o los de otras personas son diferentes a los míos, siempre y cuando no vulneren el vivir de los demás. No me refiero para nada en el blog a “su” concepto de “buena familia”. Al contrario si de eso se tratase hay excelentes familias a todo nivel, y creame, el dinero no tiene nada que ver (a eso iremos llegando con el blog) Por otro lado, el ser de escasos recursos no hace a nadie entrar a la categoria de marero, de hecho es la gente de menores recursos la más expuesta a todo peligro. Y pongo el ejemplo de las maras para indicar que si en una casa no existe un hogar, el ser humano buscara ese sentimiento de familia donde sea, sean de la posicion social que sean. Por otro lado, familia es un sentimiento no excluyente; si existe amor, deseo de cuidar ofreciendo carino, dialogo, educacion, etc., por qué no llamarle familia? Tiene razon, pero lo importante es que funcione; y claro que hay familias “no clásicas” que funcionan mejor que muchas familias clásicas. A todo eso llegaremos en su momento. Respecto a las oportunidades, yo he tenido más que muchos y menos que algunos otros, pero lo que he aprendido en la vida y en mi profesión, es que la falta de familia y de estímulo anula más oportunidades que la falta de dinero, y que los espacios se abren debido al coraje de luchar por años por ellos, aun a costa de muchos malos momentos, así como al apoyo de un ambiente familiar adecuado, y eso precisamente es lo que deseo para todos a través de este espacio. Carlos por favor siga en contacto pues me gustaria me continue ayudando con sus comentarios, pienso que los jovenes de menores recursos deben ser orientados y ayudados para el exito y esto implica mucha conciencia social e inteligencia. Si no ayudamos a construir una sociedad fuerte y exitosa a todos los niveles no nos espera nada bueno como pais.

  4. Me ha dado mucha alegria encontrarme con este blog, soy madre de una niña de 3 años, mi esposo y yo siempre estamos muy interesados en este tema de la familia y de como ser una mejor familia cada dia. Nosotros no tenemos grandes recursos ni llegamos siquiera a la tan famosa clase media salvadoreña, pero tenemos muy claro que a pesar de las dificultades economicas podemos ayudar a nuestra hija a ser una persona segura de si, bien educada, respetuosa de su projimo y valiente.

    Muy refrescante leerla y muy aleccionador!

    Saludos sinceros!

  5. La felicito, Adrianne. No son necesarios grandes recursos para formar una buena familia, pero sí el interés y la claridad de objetivos que Usted y su esposo tienen. Cada paso adelante de su hija les va a compensar más que el dinero, y si algo no va bien en su progreso no se resignen, busquen soluciones. Ustedes son los orgullosos artistas que están elaborando una futura excelente salvadoreña. El país necesita muchos padres como ustedes.

  6. ajeno es el derecho cuando no existe respeto ala paz!lo digo yo y el que matiza con odjetividad se auto miente pero el que emplea mucho sentido comun se destaca por ser prudente. Los hay quienes proponen cambiar carateres y personalidades usando patrones teoricos del adsoleto estudio del nucleo familiar sin autoalizarse en el dia de hoy cada persona mienbra del conjunto familiar se ha covertido hoy en una unidad del dictaminado consecuenciasl que nuestra sociedad le impone al individuo sin aportarle herramientas para la solucion hacia la evolucion de integridad familiar y lo logico seria desimar tradiciones e invertir en el adquirir cresimiento de pertenencia y construir herarquia del mienbro familiar y atacar al despojo y desintegrisacion del grupo enriqueser al instinto de asumir responsable mente el lugar asingnado dentro de la familia y ejecutar juvilamente el expander y mejorar esa asignacion. mi propuesta enriquesr la instrucion del imfantil con odjetividades hacia el role que destacara hasta el dia de formar su propia familia y que no sea un sentimiento pero ma vale que sea un instinto logico de pertenecia vital y libre de la critica perjudical de los prepotentes patrones socialesy con conciecia acertada que autonomamente sepa que la integridad familiar deve ser el cemento ala respuesta por que somos y donde vamos? attentamente su amigo walter o. hernandez

  7. Es interesante leer las opiniones diversas de este blog. He admirado mucho a esta Doctora, más pienso es clasista, más aun así me gusta leerla. Me quedo con lo que me agrada.

  8. Muchas personas piensan que la familia, es el núcleo de la sociedad. ¡Definición! y está bien, pero la familia representa más qué un concepto, debido a que la familia es el presente paso y futuro de cada uno de nosotros y están ahí muchas veces cuando la sociedad nos dan la espalda, esto quiere decir que la definición no es lo más interesante de este punto sino la unión, el cariño y los valores que represente cada familia

  9. Son tres las personas que quiero mucho, madre, hijo e hija. Cuando estamos juntos es . cuando nos sentimos “completos”, tengo la felicidad de enterarme de lo último acontecido en la vida de cada uno de ellos en su particular forma, resultando que vivo como si hubiese estado en ese lugar o en esa situación. Cuando estamos separados(por el estudio o el trabajo) es mucho lo que les extraño, les pienso constantemente y mi preocupación surge y crece al no saber de ellos, a veces, soy padre de los tres. Me siento felíz de tenerles en mi vida, le dan sentido a mi existencia, son además una poderosa razón para vivir. No puedo (ni quiero) imaginar lo desdichado que me sentiría sin esta linda familia, que les si “como si fuese mi familia”, como si siempre hubiese vivido con ellos, como si fuesen “mi carne y mi sangre”… y tan sólo soy un amigo pero, me siento honrado porque me quieren como parte de la familia.

  10. Qué bonito, Mike. Usted está confirmando lo que digo. Usted no es parte legal de la familia, pero lo vive como si lo fuera; usted lo siente como tal, y prácticamente funcionan como tal, al menos en lo espiritual, y eso es lo que le produce felicidad, y seguro que a ellos también. Cuatro personas felices, ¿Que más se puede pedir?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *