Mar
12

LA NUEVA MODA PARA SER FELIZ

Se llama Hygge, y parece haber nacido en Dinamarca. Supongo que la mayoría de ustedes aun no habrán oído hablar de ella, y han de estar más que interesados en conocerla, porque pareciera que se trata de una de esas recetas mágicas que siempre andamos buscando para ser felices. En realidad, ya hemos probado antes otras recetas mágicas que terminan decepcionándonos porque son fugaces, proporcionan una aparente felicidad momentánea, y después ya no; quizás incluso problemas. Sin embargo seguimos buscando una nueva receta mágica.

Pues bien, aparentemente el hygge sí es una buena receta, pero funciona al revés; primero nos decepciona, y después, con el tiempo, vamos descubriendo que funciona. Para que la gente se anime a probarla sin decepción, y para que su efecto sea más rápido, la han convertido en moda; una nueva moda, y como tal moda, merece tener un nombre. Ya se sabe cómo somos los humanos; cuando algo está de moda lo buscamos y lo probamos, simplemente porque está de moda, por seguir la corriente y no quedarse fuera, independientemente de cualquier otro criterio o de cualquier análisis.

¿Y por qué nos decepciona al principio? Pues porque se trata de algo muy sencillo y que tenemos y hemos tenido siempre al alcance de la mano; y encima, no cuesta dinero, y además, pensamos que ni siquiera sirve para darle envidia a los demás. Y es que cada vez nos complicamos más la vida. Cada vez buscamos más la satisfacción en cosas sofisticadas, en cosas caras, en cosas que están lejos, en cosas que están fuera de nuestro alcance, y, además, nuestra sensación de felicidad se estimula bastante si conseguimos provocar la envidia de los demás, para lo cual las redes sociales se han convertido en vehículo perfecto. Y como mencionaba que estas experiencias son fugaces siempre pensamos que necesitamos dar otra vuelta de tuerca a la sofisticación para conseguir esa felicidad duradera.

Pero bueno, entonces, ¿De qué se trata eso del hygge? Pues ni más ni menos que de disfrutar de las cosas sencillas que tenemos a nuestro alcance, a nuestro alrededor. ¿Nada más? Yo diría que nada menos. ¿Y eso es una receta mágica? Es una gran receta, eso es seguro, pero no debería ser mágica; lo que pasa es que estamos tan acostumbrados a buscar recetas mágicas, que han tenido que disfrazarla de mágica para ver si así la descubrimos y la probamos. ¿Y realmente eso proporciona bienestar? Eso depende de usted. La felicidad no está en las cosas, sino en la capacidad de uno mismo para sentirla.

Lo que pasa es que estamos varias vueltas pasados de rosca, y buscar la felicidad en la sofisticación nos genera una presión, un estrés y una ansiedad que nos limitan o nos eliminan esa capacidad para sentirla, con lo que conseguimos el efecto contrario al que buscamos. Lo que esta “moda” nos está diciendo es que desenrosquemos un poco nuestra vida, que quitémonos toda esa presión, y aprendamos a apreciar todas esas cosas que no nos imponen ninguna presión. Para los adictos a los libros de autoayuda, hay ya libros sobe el hygge. Y si es usted de los que necesita que se lo diga un alto especialista en la materia, uno de esos libros se titula así, “Hygge”, escrito por Meik Wiking, director del Instituto de Investigación de la Felicidad en Copenhague.

¿Y cuáles son esas cosas sencillas que se pueden disfrutar? ¿Lo ve? El simple hecho de hacerse esa pregunta significa que está demasiado pasado de rosca. El amor y el cariño de los familiares, incluso del perro, la luz del sol en la mañana, el aroma de las plantas, la caricia de la brisa, el canto de los pájaros… Hay infinidad de cosas sencillas de las que poder disfrutar si uno se predispone a ello. Pero eso ha existido siempre… Pues sí, es lo que le digo; y usted ni se había dado cuenta. Y entonces, ¿Qué hago mi gran casa, mi carro deportivo, mi preciosa amante rubia, mi ropa de marca y mis palos de golf? Ahí vea usted. Liberarse de deudas es otra de las cosas que proporcionan bienestar. ¿Y qué van a decir los demás? ¿Lo ve? Son los demás quienes deciden su vida por usted. Ya es tiempo que la decida usted mismo. Eso también proporciona bienestar.

One thought on “LA NUEVA MODA PARA SER FELIZ

  1. Que bonito blog, los unicos que nos podemos cuidar de mejor manera somos nosotros mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *