Abr
5

LOS NINOS DE 6 A 8 ANOS.

A esta edad los niños están haciendo la transición del kinder a una escolarización con un formato más estricto y estructurado. Por otro lado, también su pensamiento se va volviendo más  lógico. Esto conlleva  la necesidad de explicarles más las cosas y de ejercer una disciplina más basada en la explicación y en el ejemplo que en la simple imposición. También se vuelven más sociables.

Recordemos a su vez que en los años anteriores no solían llevar tareas a casa, y ahora algunos pueden sentirse desbordados con las mismas, por lo que es importante diseñarles un horario bastante acucioso y eficaz, de manera que puedan completar sus tareas a tiempo y no frustrarse. También a esta edad, y luego de lo dicho en cuanto al estudio, sería conveniente que se le ayudase a entender las asignaturas que más le cuestan, tal vez con ayuda del padre, ya que a veces se dificulta la relación con la madre si es ella la encargada, o bien con un tutor o tutora.

Permítales también gozar de pequeños descanso entre actividades. Su alimentación debe ser balanceada y procurando que sea suficiente y nutritiva sin forzarles a comer en exceso. A esta edad empiezan a desarrollar sus características masculinas o femeninas, así como también su deseo de tener sus propios espacios y posesiones.

Los niños de 6 a 8 anos siguen cuestionando todo, del mismo modo que empezaban a hacerlo a los 4 años.  Esta necesidad de información viene dada porque van pasando de un periodo de fantasía hacia una etapa de realidades y descubrimientos. Es conveniente no darles las repuestas muy elaboradas, sino devolverles las preguntas para que ellos puedan ir aprendiendo a sacar sus propias conclusiones y para incentivar su inteligencia y raciocinio. También se puede utilizar el recurso de describirles las cosas que le rodean y hacerles las preguntas que ellos podrían plantearnos.

Si a esta edad comienzan a mentir, habría que analizar el trasfondo; si siempre han tenido mucha fantasía o si se les ha empezado a disciplinar de una forma muy aversiva y sin explicación del por qué y las consecuencias de sus actos, incluido el mentir. Puede ser también que les este exigiendo en exceso y tratan de “cubrir” las exigencias incumplidas con mentiras. Intente dialogar con ellos, y a continuación demostrarle que no necesita mentir sino confiar en usted y encontrar soluciones al problema en conjunto.

Hay muchas otras circunstancias que pueden ocurrir, y los padres pueden tener la iniciativa de consultar a un especialista para orientarles. Esto no querrá decir que fallan en esta tarea, sino por el contrario, que demuestran su interés por mejorar su proyección en la empresa más importante de su vida y para la cual no se nace capacitado más allá de la intuición natural, a veces acertada, y muchas otras errónea; ni se recibe capacitación alguna a lo largo de la vida. Por otro lado, recordemos que aun con preparación es difícil juzgar con subjetividad cuando se es juez y parte al mismo tiempo.

2 thoughts on “LOS NINOS DE 6 A 8 ANOS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *