Jul
29

TRAGEDIA ANUNCIADA

Hace un par de semanas los medios de comunicación se hacían eco de una tragedia ocurrida en New York en la que una madre de treinta años y sus cuatro hijos morían en el incendio de su casa. Aparentemente, el mayor de los hijos había asesinado a dos de sus hermanas, incendió la casa y luego se suicidó. Las investigaciones posteriores parecen indicar que fue la madre la autora de la tragedia. Quizá desde el punto de vista penal haya una gran diferencia entre si fue el hijo o fue la madre. Desde el punto de vista que a mi me atañe, poco importa. Lo realmente preocupante es la situación que vivía la familia en su conjunto, y que afectó la mente de alguno de sus miembros de tal manera, que optó por esta solución para terminar con ella.
¿Y cuál era la situación de la familia? Pues la condición económica era pobre e inestable, la madre padecía de inestabilidad emocional, y el hijo mayor, de catorce años, había sido expulsado de la escuela tres meses antes, acusado de incidentes violentos y tendencias pirómanas (quizá por ello fue señalado en primera instancia). Pocos detalles más dan los noticieros; solo, como algo anecdótico, que la madre era madre soltera y los cuatro hijos, todos de padres diferentes.
He leído comentarios al respecto; algunos alusivos incluso al mínimo nivel moral de la madre por el hecho de ser cada hijo de un padre diferente, lo que me parece fuera de lugar; pero había pocos relativos a lo que realmente es importante y trascendente en este asunto. He tratado de profundizar un poco para conocer más detalles de la situación, pero la información que se encuentra es siempre la misma, y redactada de la misma manera, la que proporcionan las agencias. Sin embargo, quizás no sea necesario conocer más detalles de la situación familiar. Los que se conocen encajan perfectamente con un cuadro que es demasiado común, no solo entre las minorías étnicas en Estados Unidos, básicamente latinos y afroamericanos, sino también en latinoamérica, entre los sectores sociales más desfavorecidos, que son la mayoría.
Los detalles de la situación familiar se mencionan como detalles aislados y anecdóticos, como si no hubiera una relación entre ellos. Parece casualidad entonces que esos mismos detalles, o similares, se den conjuntamente, como “en combo”, en tantas familias entre los sectores ya mencionados. Obviamente no es casualidad; hay una estrecha relación entre ellos, que analizaremos más adelante. Lo de que los cuatro hijos sean de padres diferentes no creo que haya que verlo desde un punto de vista moral. En todo caso mucho más amoral sería la actitud de cuatro hombres que no se hicieron responsables por ello, aunque el machismo, tan típico de nuestra cultura y de otras, es responsable, en gran medida de ello. ¿Es amoral algo que la propia cultura te dice que es normal? Ay, Ay, Ay! Moral y cultura; cultura y moral. Deberían ir de la mano, y sin embargo tantas veces van por caminos diferentes… ¿Entienden por qué es tan común eso de la doble moral? Pero bueno, ese es otro tema. En el siguiente blog analizaremos la relación entre todos esos detalles de la situación familiar que llegan a desembocar en tragedia.

4 thoughts on “TRAGEDIA ANUNCIADA

  1. No se porque usted culpa a los hombres automaticamente de la desgracia de esta familia que en el fondo real no era Familia sino una madre sola con cuatro hijos nacidos del desorden que bien pudo haber venido de los cuatro hombres o de la Señora misma. Desgraciadamente como usted misma dice no conocemos los detalles de la historia y por lo tanto nuestro juicio no merece ni siquiera ser emitido pues quien habla de lo que desconoce solo sirve para sembrar la confusion. Ya paremos de creer que solamente los hombres son responsables de la Vida Familiar pues muchas mujeres se creen liberadas y no quieren sacrificar nada para beneficio de la Armonia de un hogar y pues algo que usted olvida o ignora es que justamente en Estados Unidos y Canada los gobiernos dan una cantidad minima para que una familia no pase hambre ni frio y esto convierte a muchas personas en orgullosas (Mujeres y Hombres por igual) que creen no necesitar a nadie mas para salir adelante; ni siquiera un empleo creen necesitar para mantener su familia decentemente y esto se lo afirmo por que lo he visto en la realidad y no a traves de una noticia amarilla.

  2. Señor Alvarenga, leyendo el blog una segunda vez, y desapasionadamente, puede darse cuenta de que en ninguna forma se culpa a los hombres por la tragedia de esta familia, y lo único que se menciona sobre los hombres es para decir que si la situación de una mujer soltera con hijos de diferentes hombres se ve como amoral, también habría que ver como amoral la situación de esos hombres que no se responsabilizaron de sus hijos (Menos mal que la madre sí lo hizo, al menos por un tiempo). Y aunque no lo decía el blog, puedo añadir que incluso igualmente amoral sería la situación de los hombres que tienen hijos con varias mujeres. Y aún así, hago la disculpa de las razones culturales para que suceda eso. Pero es en contestación a aquellos que ven el asunto desde un punto de vista moral, que no es mi caso.
    Discrepo en lo de que no era Familia. Sí era una familia, aunque, obviamente, desestructurada; no era un modelo de familia conveniente para el sano desarrollo de los hijos, precisamente por el desorden que usted menciona (palabra clave), y que dice que pudo haber sido de parte de ella, o de los cuatro hombres. Bueno, sr. Alvarenga, con seguridad el desorden nació de ambas partes. De parte de los hombres por permitir que sus hijos crezcan sin padre; y de parte de la madre porque tampoco parecía importarle mucho seguir construyendo una familia sin estructura. Desconozco detalles de esta familia en concreto, pero me sobran detalles de infinidad de familias en similares condiciones, porque esa es mi profesión. Y sí conozco bien las ayudas en USA para estas familias; el problema es que la ayuda es económica, no emocional. Es obvio que estas familias necesitan algo más que unos dólares.
    Pero todo eso son detalles, sr. Alvarenga. Esa familia es también solo un ejemplo. Lo que me interesa es precisamente crear conciencia de ese desorden familiar y sus causas, que es tan común en muchas sociedades, entre ellas la nuestra, y que solo en algunas ocasiones termina en tragedia, pero que casi siempre, casi siempre, limita o anula la posibilidad de sano desarrollo de los hijos. Ellos son las víctimas directas; indirectamente toda la sociedad somos víctimas, y más que buscar responsables me interesa la conciencia del problema. Recordar por último que cualdo un hijo viene al mundo, es siempre a consecuencia del acto de un hombre y una mujer; no de una mujer sola.

  3. Señora con todo respeto le pregunto usted tiene hijos? Porque todo lo que escribe dice siempre; “muchas veces, muchos padres tienen este problema,,,le pregunto usted no tiene hijos o nunca le dieron problemas? son hijos perfectos ? Llenar estos lugares de letras es facil, porque hay lectura por todos lados de Psicologos reconocidos. Mejor para creerle cuenteme su testimonio.

    Gracias

  4. Estimado Sr. Rony Luis: Gracias por su comentario, que quizás, de alguna forma está en el incosciente de muchas personas. Gracias a Dios sí tengo hijos, pero dentro de la ética de mi profesion no se debe utilizar la experiencia propia para su divulgacion, ya que no es mi familia la que interesa, sino situaciones y problemas generales o bastante comunes a las familias en general. Mi opinión o consejos sobre los casos expuestos se basan en la experiencia que me han dado tantos años de dedicación y estudio a este tema. No es simplemente una cuestión de creer o no creer, pero cada lector es muy libre de sacar el provecho que mejor le parezca sobre lo escrito.
    Tambien le doy gracias a este periódico por darme la oportunidad de ayudar a través de mi conocimiento a muchas personas y familias ávidas de superacion, que encuentran de esta forma un recurso oportuno y económico, y a veces creando inquietudes que llevan a ahondar más en los temas. Agradezco al periodico además, luego de haberles presentado mi idea y mi preparacion personal, por ayudarme en esta labor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *