Jun
11

RETOS DE MUJERES POLITICAS EN EL SALVADOR

Por:  Bethy Arana.
Santa Ana, El Salvador Centro América.


Las mujeres,  en la actualidad debemos luchar mucho más que  los hombres por cada  milímetro de libertad,  seguridad y justicia que la sociedad  de doble moral  y sistemas machistas nos arrebatan.  No solo tenemos que demostrar nuestras capacidades  y nuestro valor, sino que se nos exige mucho más, que a los hombres, para poder alcanzar las mismas metas. Es eso igualdad  de oportunidades entre hombres y mujeres  claro que no lo es, y por ello, las mujeres debemos despertar y luchar,  más, por lo que  nos pertenece, no  solo reclamar  derechos, sino exigir oportunidades  en  la participación en igualdad  de condiciones que  al hombre.  Reivindicación de la  mujer  en  sus  derechos,  será cuando  nosotras  gocemos  de  oportunidades  que  permitan, decidir  e incidir  en  la sociedad a  través  de la investidura de  cargos de  poder, en la  misma condición que el hombre,  cargos en los cuales  podamos representar a  nuestras congéneres, que son más de la mitad de la población salvadoreña y  que   sintamos  las necesidades  de nuestra  gente, como las siente una madre que nutre el alma y cuerpo de un hijo e hija. A  pesar de   tener en contra  a un sistema político que   nos  ha desprotegido, y que gozamos de un sistema  incapaz  de tutelar    nuestros derechos y  el  de  nuestros  hijos e hijas,  a un sistema que solo ha pensado en nutrir y elevar el androcentrismo, olvidándose  de  que  una sociedad  justa solo puede existir  si  se incluye   como  sujetos de derechos  al  hombre y  a la mujer  en igualdad de condiciones, en las  oportunidades, para poder desarrollarnos con dignidad. Los políticos hombres, que solo  piensan en   su  ambición de repartirse el pastel solo  para  su género, han contribuido a denigrar a  las  mujeres  con sus acciones  déspotas y discriminadoras,  pretenden engañarnos  lavándose  las manos con leyes de protección a la mujer que  al  final no aplican, y ni ellos mismos respetan,   les vemos haciendo pompa de instituciones  protectoras de  la mujer  que se convierten en   programas asistencialistas a costa  de el sufrimiento y discriminación que vivimos, pero que  poco   o nada  han impactado la vida  de  la mujer salvadoreña, viéndonos  a las mujeres como si solo somos capaces de  aprender un  pequeño  oficio de bisutería, agricultura o corte y confección, cuando las mujeres  podemos y somos  capaces  de emprender una gran empresa, de ser grandes doctoras, abogadas, grandes políticas etc.  Me pregunto a caso  algunos líderes políticos tiene miedo  de  compartir el poder  con las mujeres,  será  que tienen miedo  que seamos mejores gobernantes que ellos, porque  si lo hacemos   gobernaríamos  como una madre que  procura el bien estar de  todos  sus hijos e hijas. Y procura  el sostenimiento de toda la familia haciendo milagros para sacarlos  adelante  pese  a la  falta de oportunidades  y  a las  circunstancias y adversidades. Cuidando  el  mínimo detalle  de no manchar  el  mantel donde  se pone  la  mesa. O será  por su ambición desmedida de tener  el control  y la  envestidura porque sin ella se sienten incapaces de salir adelante. Si   hay  más  mujeres  en  cargos de poder, prometo  que  habrá menos  corrupción, mas  inclusión de los sectores  desprotegidos, mas justicia social, mas equidad y  menos  violencia  social. Amigos y amigas mías démosle la oportunidad  a las mujeres, ya  es tiempo,  si  somos  capaces de  hacer milagros   en nuestros hogares  pese a las limitaciones que enfrentamos créanme somos   capaces de  gobernar  con  justicia  equidad y  oportunidad, para las grandes mayorías.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *